Café Limónnormalized

Harina, agua, sal y tiempo: los ingredientes del pan que sabe a pan

El olor, textura y sabor de un buen pan campesino (ver imagen principal) es ideal para acompañarlo con aceite de oliva, o para absorber los restos de salsa de una buena pasta. El pan tiene un sabor ácido y dulce. La miga, elástica y suave, contrasta con la costra crujiente y gruesa.

Este emblemático tipo de pan es elaborado con masa madre, la cual es una mezcla de harina y agua que fermenta lentamente de forma natural. Al no contener levaduras artificiales, y tener una textura que estimula la salivación, es un pan que se digiere con mayor facilidad por nuestro organismo.

Se puede usar para acompañar pastas, caldos, sopas, entre otros platillos, así como para elaborar ensaladas de pan para añadir textura a algunos platos o consistencia a salsas o simplemente como pan molido. Así que tu imaginación es el límite. Los panes elaborados con masa madre y fermentados lentamente duran varios días en buen estado. El único pecado imperdonables es tirarlo. ¡Provecho!