Biohack Méxiconormalized

Historia de la dieta cetogénica o keto

En la actualidad, lo que se conoce de la dieta cetogénica o keto es que se basa en una disminución o eliminación total de los carbohidratos en la ingesta diaria, en el aumento de las grasas y que es una intervención dietética empleada originalmente en niños con epilepsia. 

¿Cómo evolucionó este tema y se puso en auge?

El precursor de la dieta cetogénica es el ayuno intermitente, que desde los 500 a.C se manifiestan sus beneficios para algunas patologías. Hipócrates es el que concluye esta terminología mediante sus observaciones, de manera empírica, sin estudios específicos. 

No es hasta principios del Siglo XX, en 1911 en Francia, cuando se realiza un estudio en niños y adultos con presencia de epilepsia y se publican informes sobre la disminución de convulsiones cuando un ayuno intermitente es empleado. Por otro lado en 1916 en EEUU, el médico Osteópata Conklin realiza un informe detallado sobre los beneficios de ayuno para la epilepsia. Paralelamente, Bernarr Macfadden popularizó la práctica del ayuno que anteriormente se había asociado con enfermedades como la anorexia nerviosa. Macfadden sintió firmemente que el ayuno era una de las formas que más asegura la salud física, que una persona podría ejercer un control sin reservas sobre prácticamente todos los tipos de enfermedades al tiempo que revela un grado de fuerza y ​​resistencia que podría avergonzar a otros. Así, vio el ayuno como un instrumento con el cual demostrar la superioridad de un hombre sobre otros hombres.

En 1921 el Dr. Geyelin fue el primero en documentar como el ayuno produce una mejora cognitiva. 

El término dieta cetogénica fue establecido por el Doctor Rossell Wilder, quién fue el primero en proponer la consecución de la cetósis como una alternativa al ayuno. 

Con la aparición de la difenilhidrantoina -medicamento para convulsiones- en la farmacología en 1938, la dieta cetogénica quedó en segundo plano. No era necesario seguir una dieta rigurosa estricta de alimentos, con la ingesta de un fármaco era suficiente para disminuir las convulsiones en la epilepsia.

En 1971 el Dr. Peter Huttenlocher combinó este tipo de dieta con el uso de los aceites triglicéridos de cadena media (MCT), lo que supuso que la dieta no fuese tan estricta y presentase una amplia gama de alimentos. Este tipo de dieta tomó auge en 1994 con el caso del niño Charlie, que presentaba un cuadro de epilepsia refractaria y se benefició notablemente de este tipo de tratamiento.

En la actualidad muchas personas emplean esta intervención dietética y no solo con el objetivo de atacar la epilepsia sino para mejorar su aspecto y condición física. 

Es un tema controversial donde muchos médicos opinan que sería la última opción para controlar esta enfermedad en niños. Pero no se puede negar la veracidad que ha tomado en estos úlimos años y cómo la ciencia demuestra sus beneficios a nivel cognitivo y en otras enfermedades cómo el cáncer de mama.  

Se ha ampliado el uso de las dietas keto y más aún en la introducción de ácidos grasos o triglicéridos de cadena media. Tanto es así que se ha vuelto un estilo de vida saludable para combatir la obesidad.