El aceite MCT no afecta al ayuno intermitente

Para entender por qué el ayuno intermitente no se ve afectado por la ingesta de triglicéridos de cadena media (MCT) debemos de entender qué proceso metabólico ocurre cuando nos encontramos en el estado de ayuno. 

Cuando nos encontramos en ayuno los niveles de azúcar en sangre se estabilizan y la grasa corporal aumenta la respuesta muscular. Esto es debido a la hormona insulina , esta hormona se libera cada vez que comemos alimentos, específicamente carbohidratos, y estimula la absorción de nutrientes principalmente de glucosa en la grasa y en el tejido muscular . Dado que la mayoría del tiempo, las células musculares no son privadas de energía, el exceso de nutrientes de las comidas se almacenan como ácido grasos y la glucosa como glucógeno en el hígado. Se necesitan 3h después de la ingesta para que los niveles de insulina bajan a los previos en sangre. En este estado de ayuno las concentraciones de insulina son bajas, el hígado libera el glucagón y se comienzan a consumir las propias reservas de lípidos (grasas), ya que su valor calórico es alto y se almacenan sin retener agua. Al extender el tiempo entre comidas aumenta la duración de este estado catabólico en el que tu cuerpo quema grasa. 

Cuando dejamos de ingerir alimentos por unas horas en la primera fase la principal fuente de combustible es la glucosa y todos los glúcidos por lo que disminuye la glucemia, producto de la reducción del glucógeno y el retardo de la gluconeogénesis. Se consume la glucosa que està en el torrente sanguíneo y luego las reservas de glucógeno del hígado y músculo. 

La glucosa se dirige hacia el sistema nervioso central (snc), donde se requieren más niveles de esta fuente de energía, tiempo después se manifiesta una mayor respuesta del sistema nervioso simpáticos que resulta en una mayor producción  de catecolaminas, y el snc emplea los productos del combustible de la grasa: los ácidos acetoacético y betahidroxibutirato. 

Cuando disminuyen los niveles de glucemia da como respuesta una reducción de los niveles de insulina por lo que las células del hígado comienzan a secretar glucagón. Esto equivale a una degradación del glucógeno hepático y de la síntesis de la glucosa por gluconeogénesis para poder mantener los niveles de glucosa. 

Una vez que se da una disminución de la relaciòn de glucagòn/insulina promueve la degradaciòn de los Triglicéridos TAG (forma de almacenamiento de los ácidos grasos) en el tejido adiposo liberándose los ácidos grasos y el glicerol por el proceso metabólico B-oxidación, creándose  los cuerpos cetónicos. 

A nivel cerebral se activan las hormonas del crecimiento y la sematotropa las cuales tienen acción cetogénica e impiden la glucólosis, mientras que en el músculo se inhibe el proceso glucolítico debido a la disminución  de insulina. aumenta la hidrólisis de los TAG que producen ácido grasos de cadena libres.

Los MCT están formados por un esqueleto de glicerol unido a tres ácidos grasos de cadena media, por su composición son muy fáciles de absorber, y no tienen que pasar por todos los procesos de degradación.

Los ácidos grasos de cadena media larga contienen 12 o más carbonos. A diferencia de la mayoría de los ácidos grasos de cadena larga, los MCT son líquidos a temperatura ambiente. Esto se debe en parte al pequeño tamaño molecular. Los MCT son más solubles en agua. Esta mayor solubilidad en agua y menor tamaño molecular tienen consecuencias en su metabolismo.

Descrito el proceso del ayuno y la composición de un MCT podemos entender que el aceite de ácido graso de cadena media (MCT) no afecta al ayuno ya que durante este periodo se consume la grasa acumulada en los adipocitos, por lo que los MCT sólo aceleran el proceso de creación de cuerpos cetónicos, los cuales formas parte de una de las etapas finales del ayuno. 

Los cuerpos cetónicos se trasladan al cerebro de manera muy eficaz. El beta-hidroxibutirato representa hasta el 70% de la energía que usa el cerebro y sólo se produce en el hígado a partir de ácidos grasos

Una vez que tu cuerpo reconoce las grasas como fuente de energía en tiempos prolongados de ayuno crea los cuerpos cetónicos. Los MCT son una vía facilitadora de los beneficios que provoca el ayuno. El hecho de que ocurra esto hace más fácil y rápido el #AyunoIntermitente.

El ayuno combinado con MCT disminuirá la inflamación sistémica debido a que los niveles de azúcar bajan por el tiempo de ayuno. Se facilita la reducción de azúcar en sangre y disminuyen los picos de insulina y la resistencia a la misma.